Información del Servicio

En ellas se realiza la separación y transformación físico-química de la materia sólida contenido en esas aguas. Sin embargo, el tratamiento no es tan completo como en una estación para tratamiento de aguas negras.

El tratamiento biológico consiste en la aplicación de bacterias que actúan sobre la parte sólida de las aguas negras descomponiéndola. Esta descomposición es importante, pues deja las aguas negras residuales en menos cantidad de materia orgánica, ya que la fosa elimina cerca del 40% de la demanda biológica de oxígeno, y así la misma puede devolverse a la naturaleza con menor perjuicio para ella.